Las redes sociales nos permiten estar en contacto permanente con lo que ocurre en el mundo o en la vida de otras personas y generalmente lo que se publica muestra lo perfecto, agradable o exitoso. Por lo tanto, es común que nos encontremos comparando nuestra vida con lo que se difunde en redes sociales, y derivado de esta comparación podemos sentir que estamos perdiendo experiencias gratificantes o que nuestra vida está siendo muy monótona. Sumado a esto, nos encontramos en pandemia, y puede que está sensación de estar perdiendo la oportunidad de hacer cosas gratificantes se intensifique debido a las restricciones que tenemos a la hora de salir y de realizar ciertas actividades que antes hacíamos con frecuencia y disfrutábamos. Este miedo se le ha acuñado la expresión de “FOMO” o “Fear of missing out”.

Se han realizado algunas investigaciones al respecto y se ha encontrado que el FOMO se manifiesta en forma de ansiedad: nos lleva a sentir una necesidad apremiante por estar al tanto de lo que pasa en la vida de los otros a través de las redes sociales y a su vez de incorporar en nuestra vida ciertas experiencias que vemos que otros hacen y disfrutan. Esta ansiedad interfiere de manera significativa en el disfrute del momento presente, pues estamos más enfocados en lo que está sucediendo en otros lugares, en lugar de estar conectado con lo que estamos viviendo justo en el ahora.  Adicionalmente, puede llevarnos a tener un uso excesivo e inadecuado de las redes sociales, pues sentimos que tenemos que estar al tanto de todo lo que ocurre. En algunas investigaciones se ha encontrado que este uso de las redes sociales tiene una relación importante con problemas de ansiedad y depresión en las personas asociados a bajos puntajes en el grado de satisfacción con la propia vida.

 

 

Dado que este fenómeno se está presentando cada vez con más frecuencia se plantean algunas sugerencias para su manejo:

  • Sea consciente de que las publicaciones en las redes sociales casi siempre tienen un filtro. Es decir, las personas suelen mostrar las experiencias positivas de sus vidas como los viajes, las compras o los logros. Esto no quiere decir que en sus vidas no estén presentes experiencias comunes y no tan agradables como: tener gripa, hacer fila, sentirse triste o tener conflictos con las personas queridas.
  • Escoja con cuidado aquellas experiencias de las que quiere ser partícipe. Es mucho más importante la calidad que la cantidad de experiencias que hay en su vida, por lo tanto, pregúntese cuáles experiencias corresponden con lo que es valioso para usted: pregúntese si la ejecución de esa actividad lo acerca a sus familiares o amigos, le permite aprender algo interesante para usted, le reta a hacer cosas que lo hacen mejor ser humano o lo llevan a hacer algo que disfruta realmente.
  • Comprenda que todo toma su tiempo y tiene su proceso. Las publicaciones de las redes sociales no muestran el proceso que tuvo que hacer esa persona para lograr eso que muestra. Planee qué actividades puede hacer en su día a día para que en algún momento pueda hacer realidad esas experiencias que tienen sentido para usted. Por ejemplo, aprender un idioma puede implicar esfuerzo y tiempo en el momento presente, pero un futuro puede ayudar a que usted aproveche al máximo el viaje de sus sueños.
  • Fortalezca su atención al momento presente. No se puede hacer todo al mismo tiempo, puede que en muchas ocasiones esté desaprovechando la oportunidad de tener experiencias gratificantes en actividades cotidianas por estar pensando que le gustaría estar haciendo otra cosa. Por lo tanto, trate de conectarse con lo que ocurre en el presente, disfrute el clima, la conservación, el café y/o las risas que pueden tener lugar aquí y ahora.

 

En conclusión, para manejar el FOMO es fundamental identificar qué experiencias son realmente importantes y queremos tener en nuestras vidas dentro de la infinidad de posibilidades. Después de identificarlas, podemos identificar aquellas acciones diarias que podemos hacer para llegar a tenerlas, disfrutando el día a día y lo que ya tenemos actualmente. De esta manera vamos a sentir que estamos haciendo acciones para tener una vida valiosa de acuerdo con nuestros valores personales y lo que vemos que otros hacen en redes sociales no tendrá tanto impacto en nuestra salud mental.

Referencias

Hunt, M. G., Marx, R., Lipson, C., & Young, J. (2018). No more FOMO: Limiting social media decreases loneliness and depression. Journal of Social and Clinical Psychology37(10), 751-768.

Buglass, S. L., Binder, J. F., Betts, L. R., & Underwood, J. D. (2017). Motivators of online vulnerability: The impact of social network site use and FOMO. Computers in Human Behavior66, 248-255.

https://www.psychologytoday.com/intl/blog/ritual-and-the-brain/201804/the-science-fomo-and-what-we-re-really-missing-out

https://www.psychologytoday.com/intl/blog/how-be-yourself/201608/how-overcome-fomo

 

 

Ericka Cañas – Psicologa Clínica  – Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

www.psicologa.co – Especialistas en Salud Mental – 320 3379561 – Bogotá, Colombia

Psicologa.co 

Somos un grupo de Especialistas en Salud Mental en Bogotá para el tratamiento de Depresión, Ansiedad, Trastornos Emocionales y proceso de vida en niños, jóvenes, adultos y parejas. Puedes pedir una cita con un especialista en los siguientes canales y comenzar tu tratamiento hoy mismo.

Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Psicologa.co

 320 3379561

Consultorios Carrera 16  # 80 – 77  – Barrio Antiguo Country – Bogotá, Colombia. 

  Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Depresión Bogotá, ataque de pánico, ataque ansiedad, psicólogos en Bogotá, psicólogos, depresión, Ansiedad, psicologa, psicologa.co, ayuda psicologica, Psicoterapia, terapia depresión, sentido de vida, terapia ansiedad psicoterapia, depresión postparto, Salud Mental, stress, habilidades sociales, adolescentes, estres, stress, insomnio, sueño, ayuda psicológica, meditación, desempleo, anorexia, vejez, parejas, relaciones