Cada vez es más común escuchar personas de todas las edades, sobretodo jóvenes, que refieren consumir marihuana en fiestas, en compañía de sus amigos, o para relajarse por el estrés cotidiano incluso en soledad y de forma individual, y hablan de ello como una actividad básica cotidiana, como comer, dormir e ir al baño.

Uno de los principales mitos que podemos escuchar constantemente respecto al consumo de marihuana, es que ésta “se trata de una planta medicinal, proviene de la naturaleza y por lo tanto no me puede hacer daño…”. Pero ¿hasta qué punto es ésto cierto y hasta qué punto es un mito popular?

 

 

La marihuana contiene varios compuestos químicos que pueden ser utilizados como medicamentos o fármacos para el tratamiento de enfermedades y de diversos síntomas, como por ejemplo los asociados al dolor en enfermedades terminales. Esto definitivamente es una realidad. Sin embargo, el término “Phármakon” proviene del griego y tiene varios significados, entre ellos, dos completamente opuestos: uno de ellos es “remedio”, el otro “veneno”. Es decir que lo que puede ser usado para mantener la vida, también puede ser utilizado para morir. Todo dependerá del grado de pureza, de la dosis, de la modalidad de empleo, de la cultura en la cual se legaliza o no el consumo y lógicamente, también del estado físico, cognitivo (emocional, mental, espiritual), de la persona que accede a estos fármacos. La marihuana no es entonces la excepción.

 

En la cultura colombiana es evidente que el consumo de marihuana inicia cada vez más a edades más tempranas, influenciado por una cultura de consumo en la que factores como la desigualdad social, la calidad de vida insuficiente, la falta de recursos físicos, económicos y emocionales para afrontar los problemas, la cultura del narco y microtráfico y el cada vez mayor incremento de variedad de sustancias que generan curiosidad por búsqueda de sensaciones nuevas, como por ejemplo las drogas sintéticas, de fácil accesibilidad, junto con el consumo de tabaco y alcohol, considerados como sustancias legales, hacen a nuestra juventud cada vez más propensa y vulnerable a acercarse a una droga, como lo es la marihuana, aún de más fácil acceso que las otras.

 

La investigación y la evidencia científica es aún muy escasa, respecto a las propiedades terapéuticas del uso de marihuana para tratamientos médicos. A diferencia de lo anterior, la investigación sobre las repercusiones en la salud física y psicológica de las personas secundario al uso de marihuana, debido a la complejidad de su composición química, ha sido mucho más amplia y los resultados han arrojado que los efectos adversos son más frecuentes en comparación con las propiedades que pueda tener. En definitiva, el uso terapéutico de la marihuana aún no cumple los rigurosos criterios del método médico-científico, aunque el proceso de investigación sigue en curso.

A nivel físico han sido evidentes consecuencias sobre el cerebro, como enlentecimiento psicomotor, problemas de memoria; también problemas respiratorios produciendo incluso problemas en el sistema inmune, es decir con propensión a adquirir enfermedades infecciosas; adicionalmente problemas cardíacos y de presión arterial; así mismo problemas endocrinos relacionados con problemas hormonales y de deseo y reproducción sexual; también problemas de reproducción celular incrementando problemas en la formación del feto por ejemplo en mujeres embarazadas. En la salud mental, las consecuencias que la OMS (Organización Mundial de la Salud), ha detectado en las personas que consumen marihuana han sido: síndrome de abstinencia o dependencia a la sustancia cuyos síntomas principales son: ansiedad, tensión, desazón, irritabilidad, alteraciones del sueño, gastralgia y cambios en el apetito; trastornos mentales orgánicos debido a la intoxicación y a la concentración de la sustancia en el cerebro que genera alucinaciones que van más allá del efecto deseado que el consumidor generalmente busca; síntomas psicóticos como sensación de angustia, ideas psicóticas, alucinaciones, episodios de pánico; síndrome amotivacional que se caracteriza por una sensación de no querer hacer nada y por una apatía generalizada hacia varios aspectos de la vida; precipitación de esquizofrenia entre personas vulnerables a este tipo de psicopatología, entre otros.

 

 

Psicólogos, Psicólogos en Bogotá, Depresión, Ansiedad, Terapia de Pareja, Psicólogo depresión, Psicologo ansiedad

El mercado económico trata de vender las bondades del consumo de marihuana, ignorando las repercusiones estudiadas científicamente que puede tener en el organismo de las personas. Como se mencionó anteriormente el aspecto cultural también influye en la motivación a consumir este tipo de sustancias generalmente asociadas al “bienestar” temporal, a la relajación y a la mentalidad ecologista y pacifista que resulta atrayente para los jóvenes, vendiendo y promocionando falsas ideas y expectativas en un mundo cada vez más difícil y en el que sufrimos constante estrés; incluso la presión social juega un papel importante en la juventud, pues si no haces lo que hacen tus amigos, “no encajas dentro del grupo”.

 

El consumo de marihuana puede además también conllevar a consumo de otras sustancias legales, como el alcohol y/o el cigarrillo y otras drogas ilegales derivadas de opiáceos como la heroína, o estimulantes como la cocaína o drogas sintéticas como el LSD.

 

Es importante que si en tu vida diaria, el consumo de marihuana se ha convertido en una constante y en una actividad básica cotidiana y has comenzado a sentir los síntomas mencionados anteriormente u otros adicionales, acudas a ayuda profesional con el fin de ayudarte a cesar el hábito de consumo poco a poco. Es importante que en primera instancia, tomes conciencia de este problema y sobre las repercusiones que puede tener en tu salud física y mental. De esta forma puedes recibir apoyo a nivel profesional para ayudar a motivarte a dejar de consumir. Puedes recibir ayuda en diferente niveles: a través de terapia individual, el abordaje grupal y si lo deseas y de ser necesario, a través del abordaje familiar.

 

Es importante que antes de tomar decisiones en tu vida, como por ejemplo la de consumir marihuana, te informes sobre los efectos reales, cuyos resultados y consecuencias han sido estudiados y validados científicamente, para en un futuro no lamentarte sobre las consecuencias en tu organismo tanto a nivel físico y/o emocional.

 

Si no tienes claridad sobre cómo poder dejar de consumir, sobre las consecuencias reales o sobre los mitos urbanos relacionados con el consumo, no dudes en comunicarte y apoyarte en tu familia y en tu círculo social funcional más cercano, para que te apoyen en recibir ayuda profesional. Sabemos que no es fácil hablar sobre estos temas con la familia, pero si comienzas a manejar una actitud de confianza y apertura sobre el tema y no lo tomas como un “problema menor”, no pondrás en riesgo tu proyecto de vida simplemente por “moda” o por rebeldía, pues de otros formas, puedes también cambiar el mundo y ser un ejemplo de vida sana y responsable.

 

Referencias

Gil, E. (2004). “Cannabis: mitos y realidades”. Ponencia Jornadas sobre el Cannabis, Plan Nacional sobre Drogas (Madrid, España): 19-23.

Izquierdo Walker, T. (2001). “Mitos y realidades sobre la marihuana” en Drogadicción, 56-59.

Martínez-Mateo, P., Bustos-Fonseca, M.J. y Lorente-Miñarro, M- (2009). “Drogas de uso y abuso. Miots, realidades y aspectos prácticos de la consulta de Atención Primaria” en SEMERGEN – Medicina de Familia, 35 (2), 91-100.

 

 

 

 

 

 

 

Juana Caceres – Psicologa.co – juanacaceres@psicologa.co

www.psicologa.co – Especialistas en Salud Mental – 320 3379561 – Bogotá, Colombia

Psicologa.co

Somos un grupo de Especialistas en Salud Mental en Bogotá para el tratamiento de Depresión, Ansiedad, Trastornos Emocionales y proceso de vida en niños, jóvenes, adultos y parejas. Puedes pedir una cita con un especialista en los siguientes canales y comenzar tu tratamiento hoy mismo.

Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Psicologa.co

 320 3379561

Consultorios Carrera 16  # 80 – 77  – Barrio Antiguo Country – Bogotá, Colombia. 

  Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Depresión Bogotá, psicólogos en Bogotá, psicólogos, depresión, Ansiedad, psicologa, psicologa.co, ayuda psicologica, Psicoterapia, terapia depresión, sentido de vida, terapia ansiedad psicoterapia, depresión postparto, Salud Mental, stress, habilidades sociales, adolescentes, estres, stress, insomnio, sueño, ayuda psicológica