El uso del sentido del humor dentro de un marco de respeto ayuda a desdramatizar y por lo tanto a naturalizar las reacciones humanas que muchas veces tenemos respecto a una situación de vida que es difícil de asimilar. Al ser un tipo de comunicación que facilita la expresión de sentimientos y emociones, genera a su vez emociones positivas, entrenamiento en gestión emocional, incrementa la capacidad de solucionar conflictos por medio del desarrollo de la creatividad y fomenta la cohesión social.

¿Te ha sucedido que tal vez estás en una situación en la que te sientes triste, desanimado, sin ganas de hacer muchas cosas y alguien cercano te invita a salir de tu momento de desaliento, y hace algún chiste al respecto o habla de forma animada e inmediatamente cambia el panorama?

La decisión de emplear el humor como herramienta para distensionar un ambiente precisamente tenso, dependerá del tipo de relación que tengas con las personas con las que lo emplees, la disposición a este tipo de comunicación, la situación en la cual se decida emplear y el tono con el que lo utilices.

Existen algunas investigaciones en las que se ha estudiado el uso del humor para el manejo y la prevención del estrés, por ejemplo. Crear un ambiente lúdico y creativo en una atmósfera tensa, hace que las personas se sientan satisfechas, competentes, sanas y eficaces. Por ejemplo, en ambientes en los que se vive estrés y dolor físico y/o emocional, como en un hospital, se ha encontrado que manejar este tipo de herramienta, ayuda a alivianar el afrontamiento de situaciones difíciles. El Dr. Patch Adams, médico estadounidense, fue el primer trabajador de la salud que promovió medios alternativos de sanación para enfermos, utilizando el humor con fines médicos y terapéuticos y fue el responsable de la inclusión de éste en la medicina moderna.

El humor es entonces un tipo de comunicación que genera emociones positivas y cohesión social. A pesar de ser considerada una herramienta de doble filo, ya que es un constructo multifacético y su efecto depende de variables sociodemográficas y de diversos estilos de humor, éste permite romper el hielo en situaciones de mayor tensión. Bien utilizado, es un mecanismo que podría permitir alivianar el ambiente y que éste no sea considerado como amenazante. De esta forma las personas implicadas pueden sentirse libres de expresar, comunicar, escuchar, compartir, comprender y aceptar, a través de la confianza, generando así mismo identidad grupal.

La risa compartida y el espíritu de diversión generan un proceso de vinculación en el que las personas se sienten más unidas, especialmente cuando se ríen en medio de la adversidad. Este “pegamento” emocional permite que los miembros de un grupo de personas se mantengan unidos en los días difíciles, cuando se necesiten mutuamente.

Al hacer una broma sobre una situación estresante, las personas desarrollan un sentido de dominio y control sobre ésta. En el caso de situaciones de difícil manejo, no se trata de que las personas controlen la situación en sí, sino que tengan el control de sus emociones, practicando así la gestión emocional. Incluso se ha estudiado que el sentido del humor contribuye a una percepción subjetiva de mejor salud.

El uso del humor ayuda a realizar una catarsis emocional, incluso física, ya que al reír, el córtex del cerebro se activa y libera impulsos eléctricos, expulsando así toda la energía negativa de nuestro cuerpo. En este proceso se liberan endorfinas y una hormona llamada dopamina (muy relacionada con los estados del bienestar psicológico). Al mismo tiempo, se ha demostrado que los niveles de cortisol (la hormona del estrés), disminuyen notablemente. Además cuando reímos el corazón se relaja y se ensancha ayudando en la prevención de problemas cardiovasculares.

Una de las características únicas del humor es que, debido a su naturaleza ambigua, puede permitir a las personas autoevaluarse o evaluar una situación sin producir efectos interpersonales negativos. Algunos autores defienden que cuando se tiene la capacidad de reírse de uno mismo, se incrementan los niveles de autoaceptación, lo que se asocia con altos niveles de inteligencia emocional, así como de la capacidad de solucionar conflictos por medio de la estimulación de la creatividad. Cuando las tragedias se observan con distancia, como si el mundo fuera un gran teatro y el individuo un mero actor o espectador, la capacidad de reírse de uno mismo y de las situaciones, se incrementa, porque se entiende que nada es tan importante como parece y la vida entera se pone en perspectiva.

 

Se puede hacer uso del humor autoevaluador y autoreflexivo que aumenta la autoestima, por ejemplo: la intención de quien lo lleva a cabo es mejorar su imagen en relación con los demás en un grupo. Por ejemplo, si alguien ha sentido tristeza o vergüenza posterior asociada a algún tipo de reacción que éste haya tenido respecto a una situación estresante o de difícil manejo, se le puede pedir a él mismo hablar sobre la situación de forma exagerada con el fin de desdramatizar la situación, provocando una perspectiva cómica sobre el propio comportamiento. Recordemos que a través del uso del humor se puede comunicar un mensaje contundente, enérgico pero con un tono humorístico positivo y permite expresar el desacuerdo y el conflicto sin ningún efecto negativo, ya que el mensaje se transmite de manera lúdica.

A pesar de lo anterior, hay que tener cuidado con el tipo de humor que se emplea; algunos autores recomiendan sólo utilizar un tipo de humor positivo y de afiliación, en vez de uno agresivo, por ejemplo. La decisión de emplear el humor como estrategia paliativa y sobre qué tipo de humor utilizar dependerá del tipo de persona con la que estés hablando y su disposición a este tipo de comunicación.

Incluso desde un punto de vista pedagógico, por ejemplo, diversos autores han propuesto una mayor integración del arte, el juego y el sentido del humor en la práctica profesional que tiene como intención enseñar, argumentando precisamente que esta metodología se adapta mejor a nuestra manera natural de aprender, aludiendo a cómo los niños aprenden mediante el uso del juego, la risa y pasarlo bien.

Así que la próxima vez que sientas que una situación es difícil de afrontar, intenta imaginar el peor escenario posible, lo que genera muchas veces que la misma situación se torne absurda y ridícula, lo que a su misma vez generará risa y ayudará a distensionar la percepción de la situación. No se trata de enmascarar el dolor sino de permitirte un espacio de poder observar los problemas desde otro punto de vista, lo que te permite encontrar solución a conflictos en donde muchas veces la “visión de túnel” nos ciega la vista.

 

Referencias

Carbelo, B, y Jáuregui, E. (2006). Emociones positivas: humor positivo. Papeles del Psicólogo, 27, 1: 18-30.

Kuiper, N. (2012). Humor and resiliency: towards a process model of coping and growth. Europe’s Journal of Psychology, 8, 3: 475–491.

Moya, J., Lores, J., Luelmo, V., Edo, S., Ibáñez, M.I., Ruipérez, M.A. (2002). Sentido del humor y satisfacción laboral.  En Jornades de Foment de la Investigació. Universitat Jaume I de Castellón.

Romero, S. y Moya, M. (s.f.). Razones científicas para reír. Muy interesante. Disponible en https://www.muyinteresante.es/salud/fotos/razones-cientificas-para reir/razones-reir1

Patch Adams MD y Gesundheit Institute (2019). The Gesundheit! Institut: Illinois, USA. Recuperado de https://www.patchadams.org

Juana Cáceres – Psicóloga Clínica de Psicologa.co        correo: juanacaceres@psicologa.co

 

www.psicologa.co – Especialistas en Salud Mental – 320 3379561 – Bogotá, Colombia

Psicologa.co

Somos un grupo de Especialistas en Salud Mental en Bogotá para el tratamiento de Depresión, Ansiedad, Trastornos Emocionales y proceso de vida en niños, jóvenes, adultos y parejas. Puedes pedir una cita con un especialista en los siguientes canales y comenzar tu tratamiento hoy mismo.

Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Psicologa.co

 320 3379561

Consultorios Carrera 16  # 80 – 77  – Barrio Antiguo Country – Bogotá, Colombia. 

  Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Depresión Bogotá, psicólogos en Bogotá, psicólogos, depresión, Ansiedad, psicologa, psicologa.co, ayuda psicologica, Psicoterapia, terapia depresión, sentido de vida, terapia ansiedad psicoterapia, depresión postparto, Salud Mental, stress, habilidades sociales, adolescentes, estres, stress, insomnio, sueño, ayuda psicológica, meditación, desempleo, anorexia, vejez