Nos han enseñado a no expresar las emociones que generan incomodidad, tales como la tristeza, el enojo o el miedo, por el malestar que pueden suscitar en nuestro entorno y en nosotros mismos. Sin embargo esta “indigestión emocional” sólo nos causa daño. El más fuerte no es el que aguanta y el que no expresa lo que siente. Los índices de salud mejoran cuando manifestamos lo que sentimos.

A continuación encontrarás algunos recursos emocionales para aprender a desarrollar y gestionar tus emociones y así vivir mejor.

¿Cómo puedes lidiar con emociones incómodas?

  1. Habla con alguien.
  2. Infórmalo sobre la situación. No utilices palabras relacionadas con el “Tú”. Cuando utilizas esta palabra la persona con la que estás hablando generalmente se torna defensiva, porque podrá responder como si estuvieran siendo culpada de algo
  3. Por el contrario, utiliza declaraciones del “Yo”: “Yo me siento…(enojado, feliz, asustado, decepcionado, etc.), cuando tal cosa ocurre o cuando tal cosa es dicha…”. Una declaración del “Yo” identifica que estás tomando la responsabilidad de tus emociones y que estás hablando de forma asertiva con el interlocutor con quien estás lidiando las consecuencias de cualquier problema
  4. Comprométete. Pregunta: “¿Qué podemos hacer respecto a ésto?”. Lo anterior demuestra respeto por el punto de vista de la otra persona y facilita el deseo al cambio, lo que puede ser beneficioso para ambas partes

 

  • Actúa. Realiza actividades que te generan distracción y placer. No se trata de huir de la emoción. Se trata de distraer la cabeza mientras la situación problemática se “enfría”:
  • Llama a un amigo y reúnete con él
  • Ve a dar una vuelta en el carro
  • Escribe en un diario tus pensamientos y emociones
  • Escribe una carta sin censura, que no tendrás la intención de enviar, sólo expresar
  • Ve a ver una película
  • Haz algo creativo (pinta, dibuja, teje, etc.)
  • Ayuda a alguien
  • Lee un libro que ayude a relajar y a distraerte

 

Haz actividad física:

El ejercicio físico es una excelente vía para disminuir el estrés y aclarar tu mente, de tal manera puedes pensar de forma más racional. A menudo, cuando las personas estamos enfadadas decimos y hacemos cosas que pueden complicar las situaciones. El distrés emocional de cualquier tipo genera tensión muscular y corporal. Cuando te sientes menos estresado te encuentras en una mejor posición para participar de forma constructiva en la solución de conflictos, ya sea solo o con alguien más.

 

Los errores más comunes a la hora de comunicar emociones son:

  1. Si sabes cómo argumentar tus ideas a través de la resolución puede resultar de mucha ayuda. Sin embargo, muchas personas carecen de esta habilidad. De esta forma, terminan causando mayores problemas
  2. “Sobrevolar” por encima de los demás. Pasar por encima de los otros y de tus propias emociones puede generar efectos negativos para tu bienestar físico y emocional
  3. Cuando no lidias con los asuntos éstos se amontonan. Las cosas que se acumulan a lo largo del tiempo se manifiestan en dolor de cabeza, fatiga, depresión, ansiedad, ataques de pánico, etc.

 

Los problemas se generan o se ponen peor cuando los ignoramos y no pretendemos lidiar con nuestras emociones o cuando lidiamos con ellos bajo un modelo improductivo.

Algunas veces las personas no son capaces de hablar de una forma constructiva hacia su interlocutor ya sea porque carece de habilidades de buena comunicación o porque se encuentran en una situación emocional difícil que han venido arrastrando porque no han sido capaces de resolver. La pobre comunicación puede darse tal vez sobre temas específicos o puede ser un problema general que puede cruzar varios límites. Si este es el caso intenta escribir sobre tus emociones.

Escribir sobre tus emociones te permite describirlas más detallada y honestamente. Un beneficio adicional de escribir sobre tus emociones es que te permite entenderte más a tí mismo y a tus emociones de una forma más profunda. Puedes sacar tus defensas, miedos y ansiedad. Lo anterior puede no sentirse igual de seguro cuando intentas hacerlo con otros, pero cuando eres tú sólo el que explora la profundidad de tus emociones con honestidad puede ser un alivio y puede crear oportunidades de cambio nunca antes consideradas.

Las emociones son reacciones internas espontáneas conectadas a la interpretación de tus experiencias de vida. A través del tiempo debes empezar a reconocer que cómo tú escojas el ver o el interpretar las cosas tiene un impacto significativo en cómo te sientes emocionalmente. Es tu responsabilidad el identificar adecuadas o inadecuadas interpretaciones. Por ejemplo, algunas veces te tomarás personalmente algún comportamiento de alguien o lo que dice. No podemos tomar responsabilidad de los otros. Sin embargo, sí somos responsables de nuestros propios pensamientos, emociones y comportamiento. Una vez este asunto se aclara descubrirás que conservas tu energía de una forma constructiva, especialmente si en el pasado comúnmente interpretabas las cosas de una forma negativa y tendías también a personalizarlas.

Las emociones cambian constantemente. Puedes tener varias emociones al mismo tiempo. Si eres honesto emocionalmente y preciso en la interpretación de las situaciones entonces estás listo para empezar a hablar abiertamente acerca de los temas de los que sólo te sentías seguro escribiéndolos. No hables para los otros, sólo para ti. Comunicar tus emociones con exactitud, responsablemente y con cuidado elimina una atmósfera de juicio y culpa.

Cuando expresas tus emociones con cuidado se trata de un acto de dar. Nadie puede describir tus emociones tan clara y precisamente como tú. La comunicación de una emoción es un aspecto importante en una relación de pareja, por ejemplo. Se trata del dar y el recibir de cada miembro de la relación. Ésto es válido para todas las emociones, incluso las que no son placenteras y para las emociones difíciles.

Cuando hacemos una suposición o un juicio sobre otra persona se abre la puerta de la crítica, la culpa, la defensa, las acusaciones y la argumentación. Todos estos sentimientos dirigen al distanciamiento de dos personas que se preocupan la una de la otra. Algunas veces la forma en cómo la información es dada la hace difícil de escuchar. Por lo tanto, pregúntate a ti mismo: “¿estoy diciendo ésto de una forma que la otra persona puede escuchar lo que quiero que escuche?”

Empieza tu propia exploración escribiendo, como en un libreto o un guión de una película. A medida que te vayas sintiendo más cómodo, empieza compartiendo algunas de las cosas que has aprendido sobre tí mismo y sobretodo sobre tí mismo respecto a una relación con otra persona. Muchas cosas pueden ser aprendidas, comprendidas y resueltas cuando se escribe. Considera la posibilidad de hacer lo que se ha escrito como parte de tu proyecto de crecimiento personal, de pareja, familiar y social.

 

Referencias

Goleman, D. (1996). Inteligencia emocional (4a ed. edición). Barcelona: Kairos.

Jhonson, S. (1997). Therapist’s guide to clinical intervention. The 1, 2, 3’s of treatment planning. San Diego, California, USA: Academic Press

Millán, N.M. (2 de Septiembre de 2019). La imperfección es saludable y nos conecta con nuestras emociones. El Tiempo. Recuperado de https://www.eltiempo.com/vida/psicologa-pilar-sordo-habla-del-manejo-de-las-emociones-408018

Juana Cáceres – Psicologa.co – juanacaceres@psicologa.co

www.psicologa.co – Especialistas en Salud Mental – 320 3379561 – Bogotá, Colombia

Psicologa.co

Somos un grupo de Especialistas en Salud Mental en Bogotá para el tratamiento de Depresión, Ansiedad, Trastornos Emocionales y proceso de vida en niños, jóvenes, adultos y parejas. Puedes pedir una cita con un especialista en los siguientes canales y comenzar tu tratamiento hoy mismo.

Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Psicologa.co

 320 3379561

Consultorios Carrera 16  # 80 – 77  – Barrio Antiguo Country – Bogotá, Colombia. 

  Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Depresión Bogotá, psicólogos en Bogotá, psicólogos, depresión, Ansiedad, psicologa, psicologa.co, ayuda psicologica, Psicoterapia, terapia depresión, sentido de vida, terapia ansiedad psicoterapia, depresión postparto, Salud Mental, stress, habilidades sociales, adolescentes, estres, stress, insomnio, sueño, ayuda psicológica, meditación, desempleo, anorexia, vejez