No es un secreto que la situación socioeconómica actual del país ha afectado a las personas en la consecución y/o en la mantención de su trabajo.

El Dane reveló en Julio la cifra de desempleo en el país para el segundo trimestre del año. De acuerdo con la entidad, en el sexto mes de 2019, la tasa de desempleo en el total nacional fue de 9,4 %.  La cifra del ponderado nacional, representa un incremento en la variación de 0,36 puntos porcentuales más que la del mismo periodo del año pasado.

La pérdida de empleo impacta la identidad social de la persona y afecta su salud física y psicológica.

En la actualidad el desempleo, además de ser un fenómeno económico y social, puede considerarse entonces como un problema de salud pública, en el sentido de que es un fenómeno que afecta a muchas personas de un mismo país generando diversos problemas de salud física y mental.

El desempleo trae consigo consecuencias que no solo atañen dificultades económicas, sino por ejemplo, pérdida de la afiliación a la seguridad en salud y otros beneficios, cambios de residencia, conflicto familiar y la pérdida del apoyo social, lo cual puede inducir a conductas de riesgo para la salud como fumar o abusar del acohol, por ejemplo, entre otros. Los efectos psicológicos del desempleo son tan persistentes, que aún después de conseguir de nuevo empleo pueden continuar afectadas la productividad, el autoconcepto, la eficiencia cognoscitiva, las actitudes hacia el trabajo y la satisfacción general con la vida.

Las personas desempleadas reportan más altos niveles de distrés psicológico, depresión, ansiedad, hostilidad, aislamiento, menores niveles de autoestima, deterioro en el funcionamiento psicosocial, desórdenes psicosomáticos, baja salud física (dolores de cabeza, pérdida de apetito, dificultades en la respiración, mareos, insomnio e hipertensión), intentos de suicidio, afectando no sólo al individuo que lo experimenta sino a su familia.

Cuando una persona está empleada en un principio logra beneficios manifiestos, asociados con el ingreso económico, y mientras están empleados, logran cinco beneficios latentes, asociados con la satisfacción de necesidades psicológicas, tales como: estructuración del tiempo, contacto social, estatus, metas comunes, propósito y actividad. La pérdida de empleo produce entonces tensión financiera y reducción del control personal, que incluye problemas en el desempeño del rol y en el funcionamiento emocional, incluso problemas crónicos de salud.

La consecución de empleo por su parte, conlleva a consecuencias relacionadas con bienestar psicológico que abarca aspectos como: autonomía, autoaceptación, crecimiento personal, dominio, metas en la vida y relaciones positivas con los otros. Sentimientos como la culpa, vergüenza, tristeza, preocupación, rabia, estrés y depresión tienden a desaparecer, se incrementa la satisfacción de vida y el dominio de las diferentes áreas que afronta cotidianamente una persona (trabajo, familia, salud, finanzas, etc.).

Existen diversas variables que influyen en el impacto psicológico o que sirven como amortiguador de la situación de desempleo de una persona, tales como la edad del desempleado, el tiempo que dure en esta situación, las responsabilidades familiares independientemente del género de la persona, los recursos de afrontamiento con los que cuenta la persona (personales, sociales, financieros y de estructuración del tiempo), las evaluaciones cognoscitivas de la situación y las estrategias de afrontamiento utilizadas frente al desempleo.

 

Algunas medidas preventivas y de intervención ante la pérdida de empleo para ayudar a frontar la reducción de la pérdida de bienestar se deben dirigir a fortalecer la amenaza a la identidad personal, fomentar los recursos de afrontamiento, ayudar a minimizar la autoevaluación negativa de la pérdida de trabajo y reforzar recursos personales, sobretodo redes sociales, conservar rutinas, realizar actividades que tal vez cuando la persona se encuentra empleada no tiene mucho tiempo de llevar a cabo como hacer ejercicio, la lectura, descansar y poner en orden situaciones pendientes. Una mente ocupada resulta un excelente amortiguador en esos tiempos dificiles.

Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • No perder de vista que se trata de una situación temporal ayuda a alivianar la carga que genera este tipo de situación
  • Genere espacios físicos y temporales destinados para la búsqueda de empleo y tenga su documentación y hoja de vida al día
  • Aprenda de forma autodidacta por medio de tutoriales o con la ayuda de algún familiar o amigo algo que siempre ha querido apender o que refuerce sus estudios académicos. Existen cursos y taller gratis en universidades e instituciones
  • Si siente que la situación se le sale de las manos (insomnio, inapetencia, aislamiento), no dude en consultar con ayuda profesional.

Referencias

Arévalo-Pachón, G. (2012). Tendencias en la investigación psicológica sobre desempleo y salud. Revista Iberoamericana de Psicología: Ciencia yTecnología, 5 (2): 17-30.

Artacoz, l., Benach, J., Carmell, B., y Cortés, I. (2004). Unemployment and mental health: Understanding the interactions among gender, family roles and social class. American Journal of Public Health, 94 (1): 82-88.

Desempleo en Colombia volvió a subir en Junio (31 de Julio de 2019). Portafolio. Recuperado de https://www.portafolio.co/economia/desempleo-en-colombia-volvio-a-subir-en-junio-de-2019-532108

Fernández, C.F. y Suárez, R. (15 de Agosto de 2019). Que el desempleo no lo haga caer en depresión. Portafolio. Recuperado de https://www.portafolio.co/economia/empleo/que-el-desempleo-no-lo-haga-caer-en-depresion-532575

Juana Cáceres – Psicologa.co – juanacaceres@psicologa.co

www.psicologa.co – Especialistas en Salud Mental – 320 3379561 – Bogotá, Colombia

Psicologa.co

Somos un grupo de Especialistas en Salud Mental en Bogotá para el tratamiento de Depresión, Ansiedad, Trastornos Emocionales y proceso de vida en niños, jóvenes, adultos y parejas. Puedes pedir una cita con un especialista en los siguientes canales y comenzar tu tratamiento hoy mismo.

Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Psicologa.co

 320 3379561

Consultorios Carrera 16  # 80 – 77  – Barrio Antiguo Country – Bogotá, Colombia. 

  Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Depresión Bogotá, psicólogos en Bogotá, psicólogos, depresión, Ansiedad, psicologa, psicologa.co, ayuda psicologica, Psicoterapia, terapia depresión, sentido de vida, terapia ansiedad psicoterapia, depresión postparto, Salud Mental, stress, habilidades sociales, adolescentes, estres, stress, insomnio, sueño, ayuda psicológica, meditación, desempleo