A veces nos proponemos metas como “mejorar mi alimentación”, “hacer ejercicio”, “empezar x proyecto” o “leerme x libro”; adicionalmente, nos ocurre que cuando lo pensamos y nos imaginamos como sería lograr esa meta, nos sentimos bien y nos damos cuenta que realmente quisiéramos lograrlo.

Sin embargo, para muchos de nosotros, pasan las semanas, meses o años y cuando nos damos cuenta, no hemos avanzado mucho o inclusive ni hemos logrado empezar; esto ocurre en diferentes aspectos de la vida y le puede causar grandes problemas a las personas.

Por eso se hace necesario tener alguna herramienta que nos permita avanzar en nuestras metas, partiendo de algo y es que si nosotros mismos la proponemos podemos estar seguros en principio de que, realmente nos importa.

Hablaremos de una habilidad que favorece la autogestión, se llama análisis de enlaces perdidos o missing links y se usa para lograr identificar los obstáculos que interfieren con las acciones que dijimos que haríamos para así, lograr resolverlos.

En concreto, la habilidad implica hacerse una serie de preguntas que se responden con un si o un no, a medida que respondemos si a una pregunta, pasamos a la siguiente y en la que respondamos un no, nos quedamos a hacer algo de solución de problemas.

Para ejemplificar mejor, vamos a suponer que yo me comprometí a trotar, pasó una semana y no hice nada, por lo que arrancaría con la siguiente pregunta:

 

 

 

  1. ¿Sabía que iba a trotar?

Si la respuesta es NO, podemos detenernos a resolverlo, con el objetivo de usar algo que nos ayude a tener en mente lo que iba a hacer y los espacios que le voy a destinar, por su puesto si al analizar esto, me doy cuenta que no es claro ni la cantidad de tiempo, ni las acciones concretas, parte de resolver este obstáculo es clarificar esos aspectos.

Una vez resolvemos esto, pasamos a la siguiente:

  1. ¿Me acorde que era el día para trotar?

Si la respuesta es NO, nos detenemos a idear maneras para facilitar la recordación, se puede usar un calendario, recordatorios hechos a mano, alarmas, pedirle a alguien que nos recuerde o agendarlo en donde sea que organicemos nuestras actividades diarias.

Una vez resolvemos esto, pasamos a la siguiente:

  1. ¿Quería trotar?

Si la respuesta es NO, nos detenemos a considerar un par de aspectos; en primer lugar, algo que afecta la motivación puede ser tener un exceso de tareas o metas que son muy complejas de alcanzar, por lo que una forma de resolverlo puede ser pasar de la meta “trotar todos los días” a “trotar martes y jueves”, que para empezar, no está mal, favorece la motivación y por supuesto después se puede ir incrementando. Otra de las soluciones tiene que ver con hacer visibles las razones detrás de esto que me propongo hacer, para esto nos debemos preguntar si nadie nos reconociera nunca el merito por lograr esta meta, ¿la haríamos igual? y ¿Por qué?, esto nos ayuda a entender nuestras propias razones y escribirlas para tenerlas presentes en el momento en que destinamos para llevar a cabo nuestro compromiso de trotar, nos puede ayudar a motivarnos lo suficiente para ese momento.

 



Puede suceder que después de reflexionar al respecto nos demos cuenta que realmente no queremos hacer algo y que nos estamos exigiendo por complacer un estatus social o a alguien en concreto, si este fuera el caso, mi recomendación es dedícale tiempo a pensar en que si realmente no te gusta trotar, ¿con que lo podrías reemplazar? Y esta vez piensa en algo que pueda ser más afín a ti.

Una vez resolvemos esto, pasamos a la final:

  1. ¿Si yo sabía, me acordé y quería, que sucedió x día para que no saliera a trotar?

Aquí la respuesta a veces puede relacionarse con que otras circunstancias de la vida interfirieron con que pudiera cumplir mi meta y la acción va orientada a tratar de quitar ese obstáculo, flexibilizar la forma en que quiero cumplir la meta o acomodar lo que haga falta para hacerla posible.

Para finalizar, me parece importante mencionarles que esta estrategia posiblemente no resuelva todos los obstáculos posibles y que además requiera que la usen más de una vez, en el camino de lograr cumplir sus propósitos, es por eso que les recuerdo, Roma no se construyó en un día.

 

Andrés Molano Ávila – Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

www.psicologa.co – Especialistas en Salud Mental – 320 3379561 – Bogotá, Colombia

Psicologa.co 

Somos un grupo de Especialistas en Salud Mental en Bogotá para el tratamiento de Depresión, Ansiedad, Trastornos Emocionales y proceso de vida en niños, jóvenes, adultos y parejas. Puedes pedir una cita con un especialista en los siguientes canales y comenzar tu tratamiento hoy mismo.

Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Psicologa.co

 320 3379561

Consultorios Carrera 16  # 80 – 77  – Barrio Antiguo Country – Bogotá, Colombia. 

  Psicologa.co – Especialistas en Salud Mental

Depresión Bogotá, ataque de pánico, ataque ansiedad, psicólogos en Bogotá, psicólogos, depresión, Ansiedad, psicologa, psicologa.co, ayuda psicologica, Psicoterapia, terapia depresión, sentido de vida, terapia ansiedad psicoterapia, depresión postparto, Salud Mental, stress, habilidades sociales, adolescentes, estres, stress, insomnio, sueño, ayuda psicológica, meditación, desempleo, anorexia, vejez, parejas, relaciones